Ecohostal – Olmito Canoa

Posada Olmito – Ecohostal

El terremoto da nuevas chances a Olmito

Despues del  terremoto del 16 de abril 2016 en Canoa estamos hacienda nuevamente funcionar  nuestro Ecohostal Olmito en Canoa, remando con los remos que tenemos. Nuestro hostal se qued’o parado con la buena energia de Olmito y por ser construido con bambu, madera y techos de palmedas. La torre y un muro se cayeron y tuvimos que reforzar nuestra posada. La tierra Pachamama se sacudio, pero tambien nos da una oportunidad nueva de recibirles con todo carino.

Desde sus balcones con vista al mar se escucha el ruido del mar
En la playa tenemos nuestro parque infantil para que la niñez juega y juega
Estamos ubicados en el pueblo pesquero de Canoa pero lejos de la bulla de las fiestas y bailes por cierto necesario para la juventud.
Tienes derecho a agua para tomar el plátano colgada en la racima te espera prepares tu pescadito en el horno tradicional manabita con la parilla
Servicios de parqueadero protegido a 300 metros agua caliente y wifi.
Nos conocen en Tripadvisor, Lonely Planet, Footprint, Hostel Trail, Hotelstome y quien

Este ecohostal original de primero limpio y seguro se encuentra frente al mar pacífico y es construido con material de la zona bambú madera también de la playa etc…
Olmito ofrece hospedaje con sus ricos desayunos incluidos Bed and Breakfast
Tarifas desde $12 cuarto compartido dormitorio con baño privado $18 pp y compartido $15 pp
Para grupos tenemos tarifas especiales.
Familias jóvenes mochileros gente mayor el solitario grupos de amistad y de trabajo de instituciones nos visitan para alojarse en la posada

Don Melesio tiene su camión que reparte agua potable fina, es persona alegre, sabio y querido por el pueblo de Canoa. Esa tarde del día sábado 16 de abril 2016 se fue a rezar con su familia  . Quince minutos después a las 7:00 pm Melesio fue sorprendido por el terremoto de 7.8 escala Richter.  Lo encontraron en los escombros de la iglesia evangelista con su familia abrazados y sentados junto a otros visitantes. Murieron casi todos.  Su esposa de don Melesio sobrevivió…

Canoa entre duelo y optimismo

Por:  Harrie Derks

Publicado en RADIO NEDERLAND RNW.NL RED MUNDIAL HOLANDA  y en redes sociales. 

Salimos a Canoa junto con mi hija Ilyari y amigos, en caravana de ayuda desde Quito-Tumbaco dos días después del terremoto de 7.8 Richter del sábado 16 de abril. Canoa es un pueblo de 2500 habitantes al lado del Pacifico, donde desde hace 10 años construimos nuestro ecohostal ‘’ Posada Olmito’’. No hay heridos ni muertos entre personal y sus familias, ni turistas. Si, muchos heridos… pero muertos 53 contados hasta ahora en este pueblo pesquero. No hay holandeses perdidos en Canoa, pero si ecuatorianos y otros extranjeros desaparecidos y sin vida.

SAZÓN MANABITA

Nos encontramos con todos, abrazándonos también, en el malecón de arena con el vecino Don Ramón quien perdió su sobrina mientras ella estaba trabajando en un hotel construido con bloques y  cemento que colapsó. Hace apenas 10 días terminé la construcción del restaurante con palos de madera y techo de paja en la Posada Olmito: no le pasó nada. El hostal tiene algunos daños en la estructura, pero posible para arreglar espero. Se cayeron las obras de “material noble”: la torre de cemento con transformador y el muro de separación de cemento. Quiero facilitar la posada para alojar a la gente de apoyo logístico médico, bomberos, rescatistas. Ahora estoy  caminando como un extraterrestre y turista en las calles que viniera  por primera vez a este pueblo.  Encontré un Canoa con mucho sol, irreconocible con calles desoladas y pestilencia de olor de basura de camarones mezclado con olores que nunca he sentido antes.  Conversé con mis amigos y alguna familia mirando los escombros de sus casas, con dolor pero también con el optimismo de que siguen con vida.

Sheila está sentada en la vereda y me mira asustada pero también se alegra al verme. Ella es dueña de un hostalito de bambú que se mantiene  paradito entre los escombros de la calle principal. “A mal tiempo buena  cara”, me dice. “Canoa va renacer y con un futuro diferente.” Le abrazo y sigo caminando tomando fotos  a un rescatista negrito de la Republica Dominicana: “Todos somos Latinos” . Un abrazo. Bomberos de Alemania, Honduras San Vicente y Perú con sus perros entrenados , buscan personas en los escombros cerca de un hostal  en el malecón, rincón de artesanos y al lado un gigantesco hotel de cinco pisos de cemento que aplastó a las chocitas de los pobladores y artesanos. También me encontré con la familia de Manuel , un papá joven quien trabajó antes en la posada  Olmito. Le acompaña su hijo Bayano. Buscan casas y tiendas que ya no hay. Luego subí al campamento provisional de refugiados en el cerro de Canoa donde mis vecinos -ahora refugiados- me invitaron un rico arroz con camarones, sazón manabita. Que sensación contradictoria lleno de emoción: llanto de dolor, optimismo y felicitaciones por la vida!

 

Y ahora que…

El pueblo Ecuatoriano es amable. La solidaridad de la gente joven, vieja, mestiza, indígena, blanca, y negra de Guayaquil, Chota, Esmeraldas, Quito, Otavalo, Cuenca, Ambato y Riobamba, Tena y Sucumbios es increíble: no solo la expresan con agua, comida o linternas, también con abrazos, amor y cariño para su gente en la costa. Impresionante la paciencia que tienen esta gente de otra región del Ecuador de todas las clases sociales para comprender la desesperación de los pobladores de Canoa, claro… siempre hay excepciones.

Pedernales, a 90 km de Canoa,  fue el epicentro con 7.8 Richter. Dos lugares que parecen ser una región bombardeada de Irak o Syria. Fuentes oficiales reportan hasta  ahora  más de 600 muertos. La próxima semana regresamos. Ahora es urgente como dice Sergio un surfista de Canoa: “Campamentos organizados en una estructura de comunidad y pueblo con servicio de agua potable, con agua para lavar, alcantarillada, electricidad, atención medica constante, con una unidad de comunicación telefónica y apoyo gratuito de empresas como Claro, Movistar y CNT,  perifoneo para capacitar a líderes y a la gente que puedan vivir dignamente, seguridad pública manejado por los mismos pobladores con apoyo policial y militar.” El grupo de surfistas de Canoa se han organizado para conseguir cien carpas de campaña para vivienda en los cerros. También Sheila, otros hoteleros y pobladores saben que una buena organización logística en estas semanas y una reconstrucción antisísmico respetando la tradición de la sabiduría de sus abuelos y expertos,  puede dar buenos resultados a largo plazo para un Canoa diferente y positivo. Crisis también es chance.

febrero 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728